La sostenibilidad [1] forma parte de la agenda de las empresas a nivel mundial

Sustainability Nears a Tipping Point,  es el título del informe 2011 de resultados del estudio de investigación sobre Sostenibilidad e Innovación  realizado por MIT Sloan Management Review en colaboración con el Boston Consulting Group.

Por tercer año consecutivo han publicado los resultados de una consulta a más de 4.000 managers y ejecutivos de compañías de 113 países en las que éstos cuentan cómo están desarrollando e implementando prácticas de negocio sostenibles.

En esta edición, la mayoría de los participantes (70%) afirman que la sostenibilidad está presente en la agenda de los gestores, para quedarse. Además, una parte destacable (31%) de éstos manifiestan que sus compañías están obteniendo beneficio de su actuación en el terreno de la sostenibilidad.

Dada la situación actual de la economía mundial, se podría esperar respuestas del tipo “lo siento, la sostenibilidad es un asunto deseable, pero solo se puede perseguir en épocas expansivas”, sin embargo, los resultados reflejan que la sostenibilidad se ve cómo una fase necesaria para el desarrollo económico que traerá cambios de naturaleza disruptiva y estructural.

Las conclusiones del estudio del año anterior pusieron el foco en las características de aquellas empresas cuyas respuestas frente a los retos de la sostenibilidad, están caracterizadas por 3 comportamientos: incorporar la sostenibilidad en su modelo de negocio, considerar esta dimensión como necesaria para competir y, además, mantener de forma permanente la sostenibilidad en su agenda. A este perfil lo denominan “Embracers”. En el estudio de 2011 se ha puesto el foco en el análisis de un grupo denominado “Harvesters”, compuesto por aquellas organizaciones (31%) que además, afirman que sus actividades vinculadas con la sostenibilidad, han contribuido a la generación de beneficios para sus empresas. El esquema siguiente muestra las características  dichos perfiles:

Fuente: Sustainability Nears a Tipping Point By MIT Sloan Management Review andThe Boston Consulting Group.

El informe muestra que muchos “Harvesters”, no solo están implementando iniciativas particulares para disminuir sus emisiones de carbón o reduciendo sus consumos de energía o invirtiendo en energías limpias, sino que ellos están, además, cambiando su marco operativo y sus estrategias. Ven la sostenibilidad como una fuente de innovación, de incremento de la cuota de mercado y de incremento del margen de beneficio. En el informe se recoge el comentario de una de las empresas participantes, como ejemplo del cambio de enfoque en la gestión de la sostenibilidad empresarial en el que se expresa que, anteriormente se trataba fundamentalmente del medioambiente, porque esos eran los indicadores sobre los que guiábamos la sostenibilidad,  y ahora se trata de mirar a un espectro amplio de oportunidades, que recogen todos aquellos aspectos que nos permiten tener expectativas de crecimiento y de beneficio futuro.

Las respuestas, no obstante varían de forma significativa por sectores.

Fuente: Sustainability Nears a Tipping Point By MIT Sloan Management Review andThe Boston Consulting Group.

Mirando hacia delante…

En el estudio 2011 encontramos nuevas evidencias de que las compañías están llevando a cabo fuertes compromisos, invirtiendo tanto tiempo como dinero en estrategias que de forma creciente incorporan respuestas y actuaciones ante el cambio climático, la escasez de recursos, la incertidumbre legislativa y la volatilidad económica.

En cuanto al modo de gestionar estos aspectos, la disyuntiva entre llevar un control centralizado o dejar la responsabilidad a las unidades de negocio varía, pero los “Harvester” reconocen que es necesario la combinación de liderazgo de los gestores y de gestión integrada para conseguir éxito en las estrategias. También reconocen que necesitan asociarse con organizaciones externas a la empresa (legisladores, proveedores, ONGs, grupos de ciudadanos asociados) para orientar sus actuaciones en materia de sostenibilidad y que una vez que las compañías han establecido una organización interna y han invertido tiempo y recursos, casi nunca hay vuelta atrás.

Conseguir incorporar prácticas de negocio sostenible puede llevar su tiempo, y llevar a cabo estas iniciativas, con frecuencia, precisa avanzar por un aprendizaje no exento de dificultades. Se puede decir que en organizaciones jóvenes (con menos de dos años de experiencia), la sostenibilidad ayuda un 50% menos a la rentabilidad que en organizaciones maduras (con menos de doce años de experiencia).

Termina el informe con una pregunta y una muy interesante conclusión:  ¿Qué es lo que nos indican todas estas evidencias de incremento del compromiso, aumento de la colaboración con stakeholders y nuevas estructuras de gestión?. En primer lugar que el negocio está bien planteado y que los “Harvesters”,  independientemente de la comunicación, la gestión del riesgo y los aspectos reputacionales que podrían reportar beneficios futuros, están obteniendo beneficios en el presente.


[1] En el estudio se utiliza el concepto sostenibilidad considerando los aspectos, medioambientales, sociales y económicos de la gestión.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s